Dolor pélvico crónico

Neuralgia del pudendo

pelvis1-e1334700533201

El atrapamiento del nervio pudendo produce principalmente dolor perineal y/o pelviano, en el área vaginal, labios, clítoris, pene, escroto, perine, ano, recto, sacrococcigeo, el cual puede asociarse a disfunción urinaria, anal e incluso sexual.
Las tres ramas terminales poseen en diferente proporción fibras motoras, sensitivas y autonómicas. Por ello su atrapamiento puede causar signos y síntomas de expresión en cualquiera de los tres ámbitos.
El dolor es la causa más común de consulta. Clásicamente se describe como dolor perineal, que se agrava al sentarse, disminuye o desaparece al estar de pie, habitualmente ausente al acostarse, y no compromete el sueño.
Sensación de un objeto extraño en la vagina o recto.
La mayor parte de estos pacientes tiene el tono aumentado de los músculos del suelo pelviano, Obturador Interno, restricción del tejido conectivo del área y disfunción de la articulación Sacro iliaca.

Cistitis Intersticial

cistitis

Es un problema que afecta de manera crónica a la vejiga, generando irritación e inflamación de la misma.En su gran mayoría afecta a mujeres, siendo más frecuente a partir de la tercera y cuarta década de la vida.Algunas personas con cistitis intersticial sienten sólo una incomodidad leve y otras tienen un dolor más severo. En general se presenta como la necesidad de orinar con mucha urgencia tanto de día como de noche, con aumento de la frecuencia,  dolor sobre el pubis, presión o una sensación especial a nivel de la parte baja del abdomen, pelvis y periné, ardor durante o después de la micción sensación de vaciamiento incompleto.

 

Proctalgia

proctalgia

Es un espasmo del esfínter anal que causa un dolor episódico severo a nivel rectal. Suele ocurrir durante el sueño y el dolor puede durar desde menos de un minuto hasta más de treinta.Al iniciarse un episodio el paciente siente un fuerte dolor espasmódico en el área anal y la necesidad de defecar aunque esto no es posible ya que la mayoría de los casos suceden con el colon vacío. En los hombres es frecuente que vaya acompañado de erección del pene.

 Vulvodinia

vulvodinia

Se define Vulvodinia como “malestar crónico vulvar, que esta presente a lo menos por 6 meses y se caracteriza por ardor, picazón, irritación o sensación de “herida abierta”, en ausencia de hallazgos visibles, clínicamente identificables, patología neurológica o infección de la piel.

Prevalencia
Aproximadamente 14 millones de mujeres en EEUU, pueden padecer de Vulvodinia y sólo dos tercios consultarán un médico.
Etiología
La causa es desconocida y no es causada por las infecciones comunes de la vagina y vulva, ni por patología inflamatoria, neoplasias o alteraciones neurológicas.
Se ha descubierto que existe un aumento de terminaciones nerviosas específicas en el área vulvar y una estimulación permanente de las fibras que conducen el dolor, además de la presencia de un factor de inflamación y aumento de la sensibilidad de receptores térmicos.
Se encuentra un aumento exagerado de vasos sanguíneos y vasodilatación, lo cual provocaría cambios en la mucosa y eritema o enrojecimiento.
Algunos investigadores como Marinoff creen que esto podría deberse a uso frecuente de antimicóticos (hongos) tópicos.
Las mujeres con Vulvodinia presentan un aumento de la sensibilidad y dolor frente a la presión en el área vulvovaginal.
La mayoría de las mujeres presentan un tono aumentado de la musculatura del suelo pelviano y vagina, causando Dispareunia (dolor a la penetración vaginal) o Vaginismo (contracción involuntaria de los músculos del suelo pelviano y vagina frente al intento de penetración vaginal) como una “respuesta de protección” frente al dolor
La Vulvodinia se clasifica actualmente según su localización, esta puede ser generalizada o localizada. Esta última puede afectar al vestíbulo o vulva, llamándose Vestibulitis Vulvar, el dolor está localizado generalmente en la cercanía a glándula de Bartholino.
Si el dolor se localizada en el clítoris se llama (clitorodinia).
La edad más frecuente de presentación es después de los 30 años.
El tratamiento debe ser multidisciplinario a cargo de un equipo de expertos, entre ellos Ginecólogo, Kinesiólogo. Psicólogo, incluyendo medicamentos tópicos, orales, dieta baja en oxalatos, cuidados de la piel, Kinesiología del suelo pelviano para relajar la musculatura vaginal que esta en espasmo, psicoterapia y en última instancia la cirugía.
Con respecto a la Kinesiología del suelo pelviano, existen muchos estudios que demuestran la eficacia del tratamiento en relación a la disminución del dolor. Se utiliza además el Biofeedback para monitorear la musculatura vaginal y aprender a relajarla voluntariamente.
Las mujeres sufren de esta patología, se sienten muy frustradas, ya que tienen mucha dificultad para tener una vida sexual activa, por el dolor, lo que provoca una disminución del deseo sexual.

Síndrome de Vestibulitis Vulvar

vestibulitis-vulvar
La Vulvodinia se clasifica actualmente según su localización, esta puede ser generalizada o localizada. Esta última puede afectar al vestíbulo o vulva, llamándose Vestibulitis Vulvar, el dolor está localizado generalmente en la cercanía de la glándula de Bartholino.
Existe dolor e hipersensibilidad en el vestíbulo y vulva y es provocado por la presión con una tórula, al usar pantalones muy apretados, al andar en bicicleta y durante el coito.
Se encuentra un aumento exagerado de vasos sanguíneos y vasodilatación, lo cual provocaría cambios en la mucosa y eritema o enrojecimiento.
La gran mayoría de las mujeres presenta un tono aumentado o espasmo de la musculatura vaginal, lo que interfiere con el coito.

Vulvodinia Disestésica

vulvodinia-disestesica
Las mujeres presentan dolor generalizado en toda la vulva y no necesariamente está causado por la presión directa en la vulva.
Generalmente existe enrojecimiento, tensión y espasmo de la musculatura vaginal, dolor difuso, quemante, ardor y a veces se asocia a urgencia miccional.

Cómo saber si presentas Vulvodinia


1. ¿Has sido tratada por infecciones vaginales, pero sigues con dolor después de que los tratamientos terminaron?

2. ¿Has tenido ciclos recurrentes de infecciones urinarias y vaginales que parecen venir una detrás de otra?

3.¿Te ha pasado que has ido a un doctor quejándote de infecciones vaginales y los análisis han determinado que no tienes infección?

4. ¿Empezaron tus síntomas después de una serie de infecciones vaginales, bacteriales o urinarias o de un trauma pélvico como una operación o una caída?

5. ¿Sufres de alergias o problemas dermatológicos?

6. ¿Te han diagnosticado cistitis intersticial, fibromalgia, colon irritable o alguna enfermedad autoinmune o inflamatoria? 7. ¿Estás experimentando un declive en tu interés sexual? 8.¿Estás deprimida o estresada?

Cómo saber si tienes Vestibulitis Vulvar


1. ¿Te molesta sólo cuando es tocada la vulva (por ropa apretada, tampones o cuando eres penetrada)?

2. ¿Es el dolor generalmente cerca a la entrada a la vagina?

3.Alguna vez has dicho – “Nunca me he podido poner un tampón, duele mucho”. – “El/la ginecólogo tiene que usar el espéculo más pequeño”.

4. ”El sexo es doloroso, mi doctor/a dice que me debo relajar más”. – “Siempre estoy con infecciones, las cremas no funcionan”. – “He tenido un bebe hace unos meses pero las cicatrices de la episotomía todavía molestan”.

5. ”Soy muy pequeña ahi abajo, soy demasiado estrecha”.

6. ”El sexo ha sido doloroso desde que tuve la menopausia e incluso con estrógeno no ha vuelto ha ser cómodo”

El dolor en el vestíbulo puede ir acompañado de:

– Hipersensibilidad. – Sensación de ardor, quemazón, picazón, sequedad, inflamación.
– Sensación de haber sido cortada en esa zona.}
– Dolor por contacto con la ropa, especialmente la que es muy ajustada como los bluejeans.
– Ir a orinar frecuentemente.
– Dolor severo ante la penetración (en los casos de vestibulitis severa la penetración se vuelve imposible).
– Dispareunia (dolor durante las relaciones sexuales).

A diferencia de los otros subtipos de vulvodinia, la vestibulitis puede ser diagnosticada con un test muy simple llamado el test del Q-tip.

Muchas mujeres con vestibulitis tienden a presentar dolor en los puntos del 3 al 9 (imaginando al vestíbulo como un reloj donde las doce se encuentran en el clítoris y las seis en el perineo).

Cómo saber si presentas Vulvodinia Disestésica

1. ¿Está tu dolor vulvar presente casi todo el tiempo y aparece sin razón aparente?

2. ¿Has sufrido de algún problema en tu columna o pelvis mientras montabas bicicleta, te ejercitabas o montabas a caballo?

3. ¿Sufres de dolor crónico en la espalda?

4. ¿Podrías definir tu dolor como difuso, como una sensación de quemazón y que puede ser localizado en cualquier lugar de tu vulva?

5. ¿Eres mayor de 35 años? 6. Cuando te tocan, ¿es la sensación que sientes rara? (¿un hisopo se siente como una aguja? ¿se siente el roce de la piel como si te raspara una lija?)

Recomendaciones

No uses jabones, burbujas para baño, o desodorantes en el area vulvar.

– Limpia la vulva sólo con agua. De preferencia toma duchas y no baños de tina.

– Si el orinar empeora tus síntomas, moja el area con un chorro de agua mientras estás sentada en el inodoro orinando.

– Limpia el area vulvar sólo una vez al día. Evita usar cremas en la zona sin prescripción médica.

– Evita los antisépticos en la tina.

– Utiliza ropa interior de algodón.

– No utilices ropa ajustada (como blue jeans). Utiliza faldas o pantalones holgados. Trata de no utilizar ropa interior a la hora de dormir).

– Trata de lavar la ropa interior sólo con agua evitando detergentes muy fuertes.

– Cuando te laves el cabello evita que el shampoo entre en contacto con la zona vulvar. Trata de lavar tu cabello en el lavadero.

– Usa aceite vegetal como lubricante. Evita los lubricantes que contengan químicos.

Tratamientos

– Medicamentoso
– Kinesiología
– Dieta baja en oxalatos
– Biofeedback y terapia fisica
– Terapia psicológica.
– Quirurgico