Disfunciones sexuales

Las disfunciones sexuales constituyen problemas cognitivos, afectivos y conductuales, que le impiden a una persona entablar o lograr satisfacción en la actividad sexual.

Disfunciones Sexuales Masculinas

Deseo hipoactivo:
Psicológico,Orgánico (desequilibrios hormonales).

Deseo hiperactivo
Aversión sexual

Incapacidad de un hombre para conseguir o mantener una erección el tiempo suficiente, para completar la actividad sexual elegida de forma satisfactoria y completa.

Afecta a uno de cada diez hombres de todas las edades y a más de 100 millones de hombres en todo el mundo , solamente el 10% de los hombres afectados consultan alguna vez al médico acerca de su trastorno.

CLASIFICACIÓN DE LA DISFUNCIÓN ERÉCTIL


Psicógena:
(30% una educación restrictiva, inadecuada información sexual, experiencias sexuales traumáticas , infidelidad, depresión, ansiedad, estrés, esterilidad, la edad, alteraciones de la personalidad, terror a la intimidad)


Orgánica:
(Neurogénica, Vascular, Hormonal, Arterial, Cavernosa, hipertensión, obesidad, medicamentosa).



Mixta
Global o situacional





Aneyaculación:
Incapacidad de eyacular intravaginalmente , así como la dificultad para eyacular en presencia de la pareja, independientemente del tipo de estimulación utilizada.

Eyaculación precoz:
Eyaculación que ocurre con un estímulo mínimo y antes de lo deseado, ya sea antes o poco después de la penetración.

Eyaculación retardada:
La erección se mantiene pero, la eyaculación se retarda durante un período prolongado.

Eyaculación retrógrada:
El semen refluye hacia la vejiga. Se debe al cierre inadecuado del cuello vesical durante la eyaculación.

DISFUNCIÓN ORGÁSMICA
Anorgasmia:
Es la ausencia de sensaciones agradables durante la eyaculación.





Disfunciones Sexuales Femeninas


Deseo hipoactivo:
Deficiencia o auscencia de fantasias y pensamientos sexuales y/o receptividad de actividad sexual, persistente o recurrente.
Las mujeres que lo padecen pueden carecer de interés sexual espontáneo pero son capaces de responder al acercamiento de su pareja, sentirse excitadas y tener orgasmos.

Aversión sexual:
Rechazo a mantener una actividad sexual, la mujer puede manifestar repulsión, asco y fobia a la sexualidad.

Objetiva: Sequedad vaginal, disminución de sensación y/o la congestión clitorídea y vaginal.

Dificultad persistente o recurrente en la demora o ausencia de llegar al orgasmo, con una estimulación adecuada y respuesta exitatoria normal.

Se habla de anorgasmia primaria cuando jamás ha experimentado el orgasmo (5 a 10% de las mujeres) y secundaria cuando ha perdido temporalmente esta capacidad.
Uno de los mitos sexuales más frecuentes es el de que todas las mujeres alcanzan el orgasmo a través de la penetración.
En la realidad las investigaciones han demostrado que solo el 25% de las mujeres alcanzan el orgasmo de esta forma.
Las causas pueden deberse a desequilibrio hormonal, mala circulación sanguínea en la zona del clítoris o la vagina.
La respuesta orgásmica es multifactorial, excitación sexual, sentirse cómodo con uno mismo, pensamientos erróneos sobre el sexo.

Vaginismo

Contracción involuntaria del tercio externo de la vagina, pelvis, muslos, en respuesta al intento de penetración, lo que causa Dispareunia e interfiere con el coito.
Es una reacción refleja a la anticipación del dolor.

Más que una enfermedad individual de algún miembro de la pareja hoy se la considera como producto de un vínculo disfuncional, donde cada uno trae por así decirlo una historia de miedo a la intimidad y una fobia al erotismo.

Imposibilidad de introducirse tampón, dedo, óvulos, pene, examen ginecológico dificultoso, fobia a la penetración, ausencia de exploración genital ni masturbación, desintegración del área genital al esquema corporal, pensamientos erróneos, temor al embarazo, dolor, orgásmicas.
1989 Bachman encontraron 6% de vaginismo en mujeres que recurrían al Ginecólogo.

Las causas mas frecuentes son la Psicológica como educación restrictiva, abuso sexual, fobias, reflejo aprendido en una situación anterior, miedo al dolor, miedo al embarazo, espasmo muscular involuntario, miedo a procedimientos médicos, primera relación sexual dolorosa, problemas de relación, falta de educación sexual, inhibición sexual, miedo a la intimidad, pensamientos erróneos ( vagina muy chica ), conflictos sicológicos que pueden expresarse cerrando la vagina y la Anatómica.

Integración del área genital al esquema corporal.
Aprendizaje anatómico.
Eliminar pensamientos erróneos.
Mejorar la relajación de la musculatura vaginal.

Disminución del dolor.

Mejorar la elasticidad de los tejidos.
Aumentar la amplitud vaginal.
Eliminar el miedo a la penetración.
Lograr actividad sexual sin dolor

Educación (anatomía, fisiología, comportamiento y respuesta sexual).
Autoconocimiento corporal.
Eliminación pensamientos erróneos.
Técnicas de aproximación.
Técnica de relajación

Exploración puntos de tensión y dolor
Control neuromuscular

Terapia manual


Desaparece miedo a la penetración.
Integración genital al esquema corporal
Mejora control muscular.
Mejora el tono muscular, coordinación y elasticidad de los tejidos.
Se elimina el dolor.
Mejora la satisfacción sexual.
Aumenta el deseo sexual, la exitación y la frecuencia de las relaciones sexuales.
Mejora autoimagen y confianza.

Integración de la pareja y consumación del matrimonio.


1 vez por semana.


Dispareunia
Dolor genital durante o después del coito, con sensacion de ardor, quemazón, o dolor cortante, la cual puede ser primaria o scundaria, superficial o profunda

Matrimonios no consumados
Matrimonios no consumados es el trastorno que presenta una pareja al fracasar de manera regular en sus intentos por realizar el coito, por lo menos 1 vez a la semana y durante 4 a 6 meses.
Es causa de disolución jurídica y eclesiástica del matrimonio.
La pareja mantiene un pacto de silencio que los hace cómplices de un secreto compartido, instalándose en ambos una gran sensación de desajuste.

Vulvodinia
Se define Vulvodinia como “malestar crónico vulvar, que esta presente a lo menos por 6 meses y se caracteriza por ardor, picazón, irritación o sensación de “herida abierta”, en ausencia de hallazgos visibles, clínicamente identificables, patología neurológica o infección de la piel.

Prevalencia
Aproximadamente 14 millones de mujeres en EEUU, pueden padecer de Vulvodinia y sólo dos tercios consultarán un médico.
Etiología
La causa es desconocida y no es causada por las infecciones comunes de la vagina y vulva, ni por patología inflamatoria, neoplasias o alteraciones neurológicas.
Se ha descubierto que existe un aumento de terminaciones nerviosas específicas en el área vulvar y una estimulación permanente de las fibras que conducen el dolor, además de la presencia de un factor de inflamación y aumento de la sensibilidad de receptores térmicos.
Se encuentra un aumento exagerado de vasos sanguíneos y vasodilatación, lo cual provocaría cambios en la mucosa y eritema o enrojecimiento.
Algunos investigadores como Marinoff creen que esto podría deberse a uso frecuente de antimicóticos (hongos) tópicos.
Las mujeres con Vulvodinia presentan un aumento de la sensibilidad y dolor frente a la presión en el área vulvovaginal.
La mayoría de las mujeres presentan un tono aumentado de la musculatura del suelo pelviano y vagina, causando Dispareunia (dolor a la penetración vaginal) o Vaginismo (contracción involuntaria de los músculos del suelo pelviano y vagina frente al intento de penetración vaginal) como una “respuesta de protección” frente al dolor
La Vulvodinia se clasifica actualmente según su localización, esta puede ser generalizada o localizada. Esta última puede afectar al vestíbulo o vulva, llamándose Vestibulitis Vulvar, el dolor está localizado generalmente en la cercanía a glándula de Bartholino.
Si el dolor se localizada en el clítoris se llama (clitorodinia).
La edad más frecuente de presentación es después de los 30 años.
El tratamiento debe ser multidisciplinario a cargo de un equipo de expertos, entre ellos Ginecólogo, Kinesiólogo. Psicólogo, incluyendo medicamentos tópicos, orales, dieta baja en oxalatos, cuidados de la piel, Kinesiología del suelo pelviano para relajar la musculatura vaginal que esta en espasmo, psicoterapia y en última instancia la cirugía.
Con respecto a la Kinesiología del suelo pelviano, existen muchos estudios que demuestran la eficacia del tratamiento en relación a la disminución del dolor. Se utiliza además el Biofeedback para monitorear la musculatura vaginal y aprender a relajarla voluntariamente.
Las mujeres sufren de esta patología, se sienten muy frustradas, ya que tienen mucha dificultad para tener una vida sexual activa, por el dolor, lo que provoca una disminución del deseo sexual.

La Vulvodinia se clasifica actualmente según su localización, esta puede ser generalizada o localizada. Esta última puede afectar al vestíbulo o vulva, llamándose Vestibulitis Vulvar, el dolor está localizado generalmente en la cercanía de la glándula de Bartholino.
Existe dolor e hipersensibilidad en el vestíbulo y vulva y es provocado por la presión con una tórula, al usar pantalones muy apretados, al andar en bicicleta y durante el coito.
Se encuentra un aumento exagerado de vasos sanguíneos y vasodilatación, lo cual provocaría cambios en la mucosa y eritema o enrojecimiento.
La gran mayoría de las mujeres presenta un tono aumentado o espasmo de la musculatura vaginal, lo que interfiere con el coito.

Las mujeres presentan dolor generalizado en toda la vulva y no necesariamente está causado por la presión directa en la vulva.
Generalmente existe enrojecimiento, tensión y espasmo de la musculatura vaginal, dolor difuso, quemante, ardor y a veces se asocia a urgencia miccional.

1. ¿Has sido tratada por infecciones vaginales, pero sigues con dolor después de que los tratamientos terminaron?
2. ¿Has tenido ciclos recurrentes de infecciones urinarias y vaginales que parecen venir una detrás de otra?
3.¿Te ha pasado que has ido a un doctor quejándote de infecciones vaginales y los análisis han determinado que no tienes infección?
4. ¿Empezaron tus síntomas después de una serie de infecciones vaginales, bacteriales o urinarias o de un trauma pélvico como una operación o una caída?
5. ¿Sufres de alergias o problemas dermatológicos?
6. ¿Te han diagnosticado cistitis intersticial, fibromalgia, colon irritable o alguna enfermedad autoinmune o inflamatoria? 7. ¿Estás experimentando un declive en tu interés sexual? 8.¿Estás deprimida o estresada?

1. ¿Te molesta sólo cuando es tocada la vulva (por ropa apretada, tampones o cuando eres penetrada)?
2. ¿Es el dolor generalmente cerca a la entrada a la vagina?
3.Alguna vez has dicho – “Nunca me he podido poner un tampón, duele mucho”. – “El/la ginecólogo tiene que usar el espéculo más pequeño”.
4. ”El sexo es doloroso, mi doctor/a dice que me debo relajar más”. – “Siempre estoy con infecciones, las cremas no funcionan”. – “He tenido un bebe hace unos meses pero las cicatrices de la episotomía todavía molestan”.
5. ”Soy muy pequeña ahi abajo, soy demasiado estrecha”.
6. ”El sexo ha sido doloroso desde que tuve la menopausia e incluso con estrógeno no ha vuelto ha ser cómodo”
El dolor en el vestíbulo puede ir acompañado de:
– Hipersensibilidad. – Sensación de ardor, quemazón, picazón, sequedad, inflamación.
– Sensación de haber sido cortada en esa zona.}
– Dolor por contacto con la ropa, especialmente la que es muy ajustada como los bluejeans.
– Ir a orinar frecuentemente.
– Dolor severo ante la penetración (en los casos de vestibulitis severa la penetración se vuelve imposible).
– Dispareunia (dolor durante las relaciones sexuales).
A diferencia de los otros subtipos de vulvodinia, la vestibulitis puede ser diagnosticada con un test muy simple llamado el test del Q-tip.
Muchas mujeres con vestibulitis tienden a presentar dolor en los puntos del 3 al 9 (imaginando al vestíbulo como un reloj donde las doce se encuentran en el clítoris y las seis en el perineo).

1. ¿Está tu dolor vulvar presente casi todo el tiempo y aparece sin razón aparente?
2. ¿Has sufrido de algún problema en tu columna o pelvis mientras montabas bicicleta, te ejercitabas o montabas a caballo?
3. ¿Sufres de dolor crónico en la espalda?
4. ¿Podrías definir tu dolor como difuso, como una sensación de quemazón y que puede ser localizado en cualquier lugar de tu vulva?
5. ¿Eres mayor de 35 años? 6. Cuando te tocan, ¿es la sensación que sientes rara? (¿un hisopo se siente como una aguja? ¿se siente el roce de la piel como si te raspara una lija?)

– Medicamentoso
– Kinesiología
– Dieta baja en oxalatos
– Biofeedback y terapia fisica
– Terapia psicológica.
– Quirurgico

– No uses jabones, burbujas para baño, o desodorantes en el area vulvar.
– Limpia la vulva sólo con agua. De preferencia toma duchas y no baños de tina.
– Si el orinar empeora tus síntomas, moja el area con un chorro de agua mientras estás sentada en el inodoro orinando.
– Limpia el area vulvar sólo una vez al día. Evita usar cremas en la zona sin prescripción médica.
– Evita los antisépticos en la tina.
– Utiliza ropa interior de algodón.
– No utilices ropa ajustada (como blue jeans). Utiliza faldas o pantalones holgados. Trata de no utilizar ropa interior a la hora de dormir).
– Trata de lavar la ropa interior sólo con agua evitando detergentes muy fuertes.
– Cuando te laves el cabello evita que el shampoo entre en contacto con la zona vulvar. Trata de lavar tu cabello en el lavadero.
– Usa aceite vegetal como lubricante. Evita los lubricantes que contengan químicos.

.