vaginismo

Testimonio de una mujer felizmente tratada por vaginismo

Compartimos con ustedes este increíble y alentador testimonio sobre una paciente con vaginismo, que luego de ser tratada puede disfrutar de una vida sexual placentera y activa:

“Cuando me casé pensé que todo era perfecto sabiendo que tendríamos desafíos como cualquier matrimonio. Hasta que al momento de nuestro primer acto sexual me di cuenta que algo me lo impedía, pero pensamos: “debe ser porque somos vírgenes ambos o por la emoción de recién casados”, pero eso…se transformó en ansiedad, angustia e inseguridad.

Ya con el tiempo…estaba muy depresiva e irritable, pero siempre con la esperanza de que…AHORA SÍ PODRÍAMOS!!! Hasta que ya pasaron 6 años y nos habíamos acostumbrados al grado de no sentir el deseo de intentarlo. Pedía ayuda a gritos, pero en silencio porque nadie podía saberlo, me culpaba a mí misma, incluso en mi frustración le decía a mi esposo que mejor se buscara una mujer que le diera lo que yo no podía, terminando en llanto, pero siempre mi esposo terminaba consolándome.

Luego mi frustración pasó a mi esposo, echándose él la culpa de que quizás algo en él no funcionaba, que quizás era poco hombre, que quizás su pene era muy pequeño y cosas así. Entonces comencé a buscar por internet videos de actos sexuales pensando que quizás había una posición que no produjera dolor, luego compré con mucha vergüenza un lubricante vaginal y un juguete sexual (vibrador) pensando que esa era la solución, pero no fue así.

Un día vi un video sobre el vaginismo y los síntomas eran los mismos que tenía yo y me causó alegría saber que no era la única. Mi esposo no tomó muy en cuenta este tema del vaginismo, pero yo estaba esperanzada y animada. Sólo me faltaba buscar a un médico profesional de éste tema, pero en Concepción no encontré a nadie y me sentí desanimada nuevamente.

Entonces….vi a la Doctora Odette en un reportaje sobre “madres vírgenes” y creo haber sentido mis ojitos llenos de lágrimas y mientras sacudía a mi esposo de alegría le dije….mi amor, mi amor, ella me puede ayudar. Así que busqué todo sobre ella: reportajes, testimonios, programas, paginas web, etc…hasta que logré sentir confianza de su profesionalismo y su frase que hasta hoy en día llevo en mi mente: ESTO SI TIENE SOLUCIÓN.

Y aquí estoy, dando mi testimonio de que pude superarlo, tengo una vida sexual muy activa y feliz, parecemos niños curiosos. Si hubiese conocido a la Doctora Odette antes o hubiese pedido ayuda antes, me hubiese ahorrado mucho dolor y amargura en mi vida, pero nunca es tarde. Mujeres….atrévanse a pedir ayuda, esto no es el fin del mundo, comiencen a amarse, dense una oportunidad, ya han sufrido demasiado y no merecen seguir sufriendo. Soy una mujer muy cristiana y pedir ayuda….no me hizo ser menos, todo lo contrario, ahora me amo más e irradio más amor hacia los demás, porque me siento bien conmigo misma (la fe debe estar acompañada de actos, así que…actúen)”.

Share this post

No comments

Add yours