01

Enuresis: ¿Qué hacer para que los niños no mojen la cama?

La enuresis es la incontinencia urinaria nocturna a una edad en la que ya se debería tener control vesical. Según la Sociedad Internacional de Continencia en los Niños, (ICCS por sus siglas en inglés), esta edad son los 5 años.

Infancia

En algunos casos, la enuresis puede persistir hasta la edad adulta, pero es más frecuente en la infancia, causando molestias a los padres y cuidadores del menor, debido a la ardua tarea de lavar sábanas, cambiar colchones, además del gasto económico que significa, en algunos casos, comprar pañales para la noche.

Por otra parte, los niños se sienten inseguros y debido a esta condición, sienten temor de quedarse en casa de sus familiares o amigos y evitan asistir a campamentos o actividades que requieran pasar la noche con otras personas y en otro lugar que no sea su propia casa con sus padres o familiares que conocen su problema.

Con respecto a la enuresis hay muchas preguntas, ¿Por qué se presenta esta condición? ¿Es una alteración meramente psicológica? ¿Qué tanto se debe esperar para tomar medidas e iniciar algún tipo de tratamiento?¿En qué consiste el tratamiento de la enuresis?

Pues bien, para empezar, es sabido que la enuresis tiene un componente genético. Por lo cual es muy probable que si uno o ambos padres sufrieron de enuresis en su infancia, sus hijos también la padezcan.

Igualmente, es probable que ante situaciones de estrés emocional como el nacimiento de un hermano, la separación de los padres o el cambio de colegio o casa, el niño presente episodios de enuresis.

Es importante tener presente que es necesario tratar la enuresis de manera interdisciplinaria con tratamiento médico, psicológico y kinésico ya que esta alteración compromete directamente los músculos del Suelo o Piso Pelviano los cuales sostienen la vejiga, el útero (en las niñas) y el recto, siendo además, los responsables de mantener la continencia cuando no se está en el momento o lugar apropiado para realizar la micción voluntaria.

Para empezar, en casa se pueden realizar pequeñas y simples modificaciones que favorecerán la continencia urinaria durante el sueño. Por ejemplo, se deben eliminar de la dieta los irritantes vesicales como el café, té, chocolate. bebidas gaseosas, limón y tomate.

El niño deberá ir al baño cada dos o tres horas durante el día y antes de dormir.

La ingesta de líquidos puede ser ilimitada durante el día pero es necesario restringirla completamente a partir de las 19:00 Hrs. ó hasta tres horas antes de que el niño vaya a dormir.

Durante el tratamiento de la enuresis, el médico solicitará algunos exámenes de rutina que tienen que ver con la función de la vejiga y derivará al paciente a tratamiento kinésico de rehabilitación pelviperineal en el que se trabajará la musculatura del Suelo Pelviano mediante ejercicios de contracción y equipos como el biofeedback, que ayudarán a la toma de conciencia de esta musculatura para que se logre la continencia urinaria y una función vesical normal.

Además, la kinesióloga realizará educación a los padres y al niño sobre postura adecuada en el baño, técnicas de reeducación vesical y hábitos saludables que ayudarán al logro de la continencia nocturna.

Así que padres, ¡hay buenas noticias! La enuresis sí tiene solución, el tratamiento es breve y con un alto porcentaje de éxito si se siguen las recomendaciones y se es persistente.

Fuente: revistacarrusel.cl

Share this post

No comments

Add yours